Internet de las Cosas

El Internet de las Cosas ya está aquí

¿Te imaginas que tu refrigerador te avise la fecha de caducidad de los productos que contiene? ¿O que tus tenis registren “en la nube” las estadísticas de cuánto corres cada semana y a qué velocidad? Algo más raro ¿Qué el inodoro registre tu orina y te recomiende la dieta que debes seguir? ¿Qué pasaría si tu cepillo de dientes te alertara de los dientes y muelas picadas o con caries e hiciera una cita en el dentista por ti? Éstas son sólo algunas posibles aplicaciones del llamado” Internet de las cosas” o “Internet de los objetos” (IoT, por sus siglas en inglés).

Ya habrás escuchado por ahí hablar sobre este tema, una realidad de la que no estamos muy alejados, pero te preguntarás de dónde nació este concepto y qué es realmente, aquí te lo decimos.

¿Qué es el Internet de las cosas?

Este concepto nació en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), se trata de una forma diferente y revolucionara de la relación de las personas con los objetos y el internet, conectándose entre ellos y ofreciendo datos en tiempo real. O mejor dicho, la digitalización del mundo y la interconexión digital de todo tipo de objetos cotidianos a través de la Red.

¿Lo ves lejano? Pues no lo está, se calcula que en 2020, entre 22 y 50 mil millones de dispositivos se conectarán a Internet, con la finalidad de proporcionar a los usuarios servicios y aplicaciones sin límites. El Internet de las cosas va a cambiar nuestro mundo tarde o temprano.

Todo  estará conectado

La idea principal del Internet de las cosas es que todo, absolutamente todo, esté conectado a la red. No sólo las pantallas, tablets y smartphones, que hoy en día ya lo hacen de forma habitual, ni tampoco se limita a electrodomésticos, como lavadoras, estufas, hornos, etc. Esto va más allá, que todo aparato, sea electrónico o no, tenga en él una dirección IP que le permita acceder a la web, todo se volvería inteligente y con la capacidad de enviar y recibir información.

Dicha información sería almacenada y procesada en la nube, se interpretaría la enorme cantidad de datos, para luego ser compartida en tiempo real, a través de sistemas expertos.

¿Cuándo llegará a nosotros?

Una de las grandes preguntas que están en nuestra cabeza, lo cierto es que no tenemos que esperar muchos años, el Internet de las cosas ya está entre nosotros, no de la manera masiva, como el cepillo de dientes que hace una cita por ti en el dentista, pero sí en otros ámbitos de la vida cotidiana.

Un ejemplo de esto son los procesos de fabricación, sensores de temperatura, controles de producción, que ya están conectados a internet y cada vez más empresas lo están implementando. Además, los semáforos, cámaras de vigilancia, puentes, etc. han adaptado su funcionamiento a la red.

También en el control ambiental ha tenido éxito, pues ya se puede acceder desde cualquier parte a la información de sensores atmosféricos, meteorológicos y sísmicos. No hay que dejar de lado el sector de salud, que a través de sistemas especializados pueden monitorear a los pacientes desde sus casas.

Incluso los grandes, Android y Apple se han adelantado y ya tienen sistemas para crear un hogar inteligente con el Home Kit y el Android Home.

El Internet de las cosas ya está entre nosotros, y es sólo cuestión de tiempo para verlo crecer en nuestros hogares y que revolucione nuestras vidas.hogares-inteligentes El Internet de las Cosas ya está aquí

-->